La perspectiva de cuenca

Publicado en Plan de restauración y conservación de las cuencas de la sierra de Santa Marta, Veracruz

Como se mencionó en el apartado Problemática, la perspectiva de cuenca en el análisis de sistemas ecológicos o sociales es un enfoque que resalta la importancia del recurso agua, que es el objetivo de esta propuesta. Las cuencas hidrográficas son unidades territoriales que permiten acceder a una dimensión amplia del ciclo del agua, por cuanto contienen en sí mismas multiplicidad de subunidades de paisaje.Las cuencas involucran las áreas y regiones en las que confluyen todo tipo de cuerpos de agua (ríos arroyos, lagos, manantiales, saltos, etc.) y han sido a menudo discriminadas arbitrariamente por limites político administrativos lo que dificulta su gestión y manejo. El ecosistema de trabajo de esta propuesta se concentra en la cuenca del río Huazuntlán.

En las áreas forestadas la lluvia es detenida por las copas de los árboles del dosel. Esto constituye el primero y más importante punto de contención de la fuerza cinética de la lluvia. En esta etapa, las necesidades de balance hídrico de los árboles del dosel “interceptan” entre 7% y42% del total de agua. Distintos estudios muestran un promedio de pérdida de agua originada en la transpiración de las plantas que varía de 2.7 a 1,180 litros al día, en función del tamaño del árbol o planta (Goldstein et. al: 251:2002). Conforme el agua escurre al suelo, la diversidad de la vegetación de los bosques tropicales ofrece diversas capas de árboles y arbustos que componen la densa vegetación tropical de los Tuxtlas, y terminan de detener la fuerza cinética de su caída.

En las cuencas de la sierra, la pérdida de bosques tropicales se ha reflejado en la reducción del volumen en los mantos freáticos. Esto se expresa en la pérdida de arroyos y nacimientos en distintos puntos de la cuenca, debido a la reducción en la oferta de agua de los cuerpos subterráneos a los superficiales. Con la eliminación de la masa forestal, en las áreas que van quedando sin vegetación, el agua de lluvia cae con toda su fuerza al suelo desprotegido, carente del amortiguamiento de la vegetación y la materia orgánica del suelo. El incremento de la velocidad de la capa laminar de agua reduce, cuando no elimina, la posibilidad de recarga de los mantos freáticos. El agua de lluvia que corre superficialmente contamina con sólidos los cuerpos superficiales.

Hasta hace pocos años, los pobladores de la sierra de Santa Marta habían logrado encontrar un modo de relacionamiento con su entorno que les permitió subsistir aún en las condiciones más difíciles. La combinación de una producción diversificada en pequeña escala, con la recolección, la caza y principalmente la pesca ribereña, parece haber permitido un ciclo sistémico en donde la sociedad humana local habría reducido sus niveles entrópicos, y habría adaptado sus ciclos a los del resto del ecosistema local-regional. No nos proponemos idealizar el pasado indígena, sin embargo es importante destacar tanto el conocimiento como una mejor adaptación al medio de estos grupos sociales, lo que habría permitido una subsistencia estable -al meno en relación con el ambiente- durante varios siglos.

Contacto

Decotux
contacto@decotux.org
01(922)2610055