Flujo de energía (trabajo, insumos e información) introducida por el sistema marco en el sistema de la cuenca

Publicado en Plan de restauración y conservación de las cuencas de la sierra de Santa Marta, Veracruz

Las diversas políticas –públicas o privadas- destinan recursos para trabajo y herramientas ($) e información (I) – en forma de lineamientos y estándares - para la realización de actividades (agricultura intensiva, ganadería, plantaciones forestales, uso intensivo de agroquímicos) en los ecosistemas de la sierra de Santa Marta. Desde el punto de vista ambiental la mayor parte de esas acciones tienen un efecto de deterioro, y es posible asegurar que prácticamente no se desarrollan acciones de remediación ni mitigacion. Además, el recurso ($) va disminuyendo conforme se acerca al punto de su destino (en este caso las parcelas campesinas). Considerando que ($) es trabajo y herramientas, señalamos tres ámbitos vulnerables que facilitan las fugas o salidas de ($) de la ruta crítica del sistema: El primero (a) es el punto de interacción entre las instituciones del sistema marco (que diseña, presupuesta e instrumenta las políticas públicas) y las instituciones operativas o empresas en forma de comisiones, corrupción y uso político electoral. Un segundo ámbito (b) se presenta en la operación de las empresas o instituciones bajo la forma de utilidades, elevados gastos de administración, comisiones y corrupción. Un tercer punto de fuga (c) se da en el contacto entre las instituciones o empresas y las autoridades de las comunidades en donde se manifiestan pérdidas por manejo político electoral de los recursos o actos de corrupción (pago de servicios de gestión, entrega incompleta de recursos, comisiones ilegales, etc.). El espacio (E) es el caso de los propios ejidatarios que re-destinan los recursos recibidos en función de las jerarquías de sus necesidades y estrategias particulares de sobrevivencia. En el caso de la información, ésta también experimenta cambios desde la perspectiva cultural, los conocimientos locales y las prácticas productivas de los pobladores que reinterpretan los contenidos y conceptos desde su propia experiencia vivencial. El impaco ambiental de la forma dispersa en que se aplican los recursos, puede ser visto como pérdida de energía para el ecosistema. Asimismo, podemos observar la extracción de agua para el consumo de las sociedades humanas de la región, como otra fuente de pérdida de energía. Del mismo modo podemos ver a la erosión que produce pérdida de suelo fértil gracias a la deforestación, y la pérdida de masa forestal derivada del mismo problema.

 

El siguiente esquema plantea que la acción de las comunidades ha modificado el esquema original. Esto no significa que la acción de los sistemas externos haya sido modificada. Sin embargo, en el ámbito de acción del comité, algunos elementos se han agregado al funcionamiento del sistema, dando un giro en el sentido de ciertas actividades y en el manejo de los recursos (tanto naturales como $), lo que ha reducido la pérdida o dispersión de energía expresada en $, por lo menos en el ámbito de los recursos que maneja el comité.

Flujo de energía con participación social

 

Como puede observarse, la presencia del Subcomité de cuenca del río Huazuntlán y la Asamblea de Representantes Comunitarios constituyen niveles que reordenan el resto de los elementos. El atomizado “aterrizaje” de $ e I en la versión anterior se concentra y se convierte en acciones. La Información (técnicas, métodos, normas, reglas y reglamentos) es discutida y procesada, y organiza a las comunidades y los ejidatarios para la realización de actividades contenidas en un plan de trabajo. Este a su vez, se instrumenta mediante la transferencia de información (técnica y científica a través de talleres, entrenamientos y monitoreos) que ordena las actividades específicas a realizar en campo.

Los nuevos elementos introducidos con la acción del comité y la ciudadanía, a su vez generan nuevos procesos. Por un lado reducen la fuga de recursos ($) observable en el esquema anterior, y por otro favorecen los acuerdos en todos los niveles del sistema, mismos que pueden ser vistos como nuevos niveles de organización para restaurar el ecosistema local/regional y atenuar el impacto de los disturbios provocados por las propias sociedades humanas.

El potencial resultado de estos acuerdos -o niveles de organización dicho en términos ecosistémicos- es la captura de ($) desde las ciudades y diversas instituciones para la restauración y conservación del ecosistema. Se plantea esto como una idea de la potencial integración de la sociedad humana en el proceso ecológico regional, desde una perspectiva más responsable y construyendo nuevos niveles de organización para el ecosistema. Una de las funciones más importantes del comité campesino es, además de la planeación de actividades y definición de estrategias, la de “metabolizar” información que define actividades y trabajo. Tomamos el concepto de metabolizar en el sentido de transformación para la asimilación, o de deconstrucción de elementos complejos que facilitan la apropiación de información. La idea es que frecuentemente la información que llega para realizar actividades de conservación/restauración no es asimilada claramente, lo que se refleja en la calidad de los trabajos realizados. Esencialmente se intenta que los elementos informativos que llegan sean adecuadamente procesados y apropiados por los participantes. Cuando esto ocurre, el proceso de aprendizaje se convierte en un proceso de recreación de conocimiento conforme los parámetros culturales y éticos de cada grupo social. 

 Estructura esquemática del flujo de $ e I con la participación del Comité Campesino de Cuenca

De este modo información que originalmente llegaba atomizada, “entra” al ecosistema a través del comité. En este espacio la información es discutida hasta que se llega a una comprensión común de la actividad o tecnología que se discute (por ejemplo, la manera de adaptar la información de los talleres de control de derrumbes a los materiales disponibles). En este sentido, lo que ocurre en el seno del comité es un proceso de “traducción”, a términos locales, de información que es generada en contextos culturales diferentes. Es evidente que este modelo necesariamente deberá mejorarse con el tiempo y su aplicación, y considerar las oscilaciones o periodicidades posibles.

Contacto

Decotux
contacto@decotux.org
01(922)2610055